Goleando 6-2 a Trinidad y Tobago

Author: 
Mauricio Qüehl
Date Published: 
1999-02-13
Source: 
laprensa.com.sv

México al primer lugar

México remontó un 2-0 que Trinidad y Tobago les imponía desde el minuto 25 del primer tiempo y concluyó ganando 6-2, asegurando medio boleto al Mundial Sub-17 de Nueva Zelanda.

Fueron veinticinco minutos en que ilusamente, tal vez de forma ilógica, se pensó que los caribeños darían el "campanazo" del torneo; sin embargo, al final, se impuso la lógica.

Trinidad comenzó muy bien el juego, marcando y llegando a toda pelota, ante un México que lucía un tanto cauteloso.

Cuando los "aztecas" comenzaban a asentarse en el terreno y a dominar el encuentro, vino una jugada a balón parado, en donde Kevin Clement cobró hacia la meta de Adolfo Cabrera, quien desubicado por la finta de un contrario, vio como su portería era vencida al minuto 25.

El gol, más que hacerlos reaccionar, desconcertó a los jugadores mexicanos, quienes se mostraban sorprendidos por la desventaja.

Su desconcierto aumentaría dos minutos después, cuando en jugada individual dentro del área, Kwame Wiltshire dejó en la marca a Julio Bracamonte y de izquierda decretó el 2-0 en favor de los caribeños.

Con esta anotación, los salvadoreños en las graderías del Cuscatlán soñaron y los mexicanos en el engramado tocaron fondo, ya que veían cómo sus esperanzas de asistir a Nueva Zelanda se estaban comprometiendo.

A partir de ese momento los "charros" comenzaron a efectuar el juego rápido que los caracteriza.

Fue entonces que Héctor Vallejo tomó las riendas de su equipo e hizo que sus compañeros se metieran en el partido. Su labor era bien complementada por Ricardo Sánchez y Omar Aguayo.

Y México se volcó en búsqueda del gol del descuento, el cual llegaría sobre el final del primer tiempo.

Al minuto 40 un mal despeje del arquero Joefield llegó a los pies de Omar Aguayo, quien tomó el balón desde tres cuartos de cancha y desde allí enfiló hacia la portería, dejó en la marca a un rival y con toque bajo anotó el gol de la paridad.

Con el marcador 2-1 concluyó la primera mitad del encuentro, con la incertidumbre en el ambiente de cuánto tiempo duraría la ventaja caribeña.

Cuestión de minutos

Desde el pitazo que marcaba el inicio de la etapa de complemento, México comenzó haciendo "pressing" en la marca y encimando a Trinidad, cuyos jugadores, en cuestión de minutos, se echaron atrás, defendiendo su portería a como diese lugar.

Cinco minutos habían transcurrido en el segundo tiempo, cuando el árbitro central , el hondureño Oscar Bardales (quien dejó mucho que desear), pitó una falta inexistente en el área, sancionando con tiro de penalti. Ricardo Sánchez llegó al cobro y emparejó el marcador.

De ahí todo fue color verde, al minuto 12 Isaac Moreno de espalda al marco anotó el tercer gol mexicano.

Diez minutos más tarde Héctor Vallejo aprovechó una bola que soltó Joefield, para el 4-2. El mismo Vallejo al minuto 36 anotó el quinto gol mexicano y Ricardo Sánchez cerró la cuenta al minuto 41.